domingo, 2 de marzo de 2014

EL AURA Y SU CAMPO MAGNÉTICO



EL AURA Y SU CAMPO MAGNÉTICO

El Aura es una energía luminosa o campo electromagnético que rodea en forma de óvalo a todos los seres vivos (personas, animales o plantas) y está 
vinculada o ligada a los 7 Chakras principales.

Los estudios cada vez más numerosos realizados respecto al Aura, están demostrando que debe ser una parte fundamental de conocimiento para el desarrollo de la persona. A través del Aura, que es un campo de energía que emanamos, descubrimos nuestro verdadero estado interior. Podemos saber, tanto aquellas cuestiones más materiales, como aquellas cuestiones más espirituales, porque el Aura está dividida en siete estratos o capas relacionadas directamente con los siete chakras.

Cada uno de esos estratos puede tener uno de los once colores del Aura. Aquel color que se repita más, será nuestro color básico. Nuestro color básico es permanente en nuestra vida y sólo muta en circunstancias muy específicas. El color básico nos habla de nuestras cualidades más positivas y nuestras dificultades más negativas y deberíamos tenerlo presente en nuestras relaciones con los demás porque muchas veces el contacto viene dado a través de la interconexión entre nuestra Aura y la Aura de los demás.

Cuanto más potente es el Aura, podría estar irradiando otros colores, al margen del básico. Estos colores secundarios nos dan una pista sobre nuestro estado interior momentáneo, o una etapa determinada de nuestra vida. Así podemos saber por ejemplo, cómo estamos reaccionando con algún acontecimiento o bien, qué es lo que más nos inquieta, .... etc. en un momento dado.

La cámara Kirlian es un instrumento fabuloso para observar y fotografiar el Aura y su evolución.  

Aprender a ver el Aura nos puede ayudar a comprendernos mejor y procurarnos una mayor Calidad de vida.

El Aura es un poder espiritual que colabora en mantener la salud con la energía que le ofrece la vida. La curación forma parte del Crecimiento espiritual,  dependiendo de cada persona si quiere o no, entrar en el proceso de la curación, porque el poder curativo se localiza dentro y fuera de cada persona.

“Dios o la Energía de la vida, te creó para que fueses
el dueño y no la victima de tu vida y tu salud.

Tener salud es vivir en Armonía con las leyes naturales y espirituales de la vida. Cuando todo fluye, experimentamos la salud. Al transgredir las leyes físicas, sufrimos y experimentamos la enfermedad.

La curación es el proceso de hacer regresar al cuerpo a su estado natural. Con esta forma de sentir y actuar, somos más conscientes de los efectos que tienen los alimentos que ingerimos sobre nuestro cuerpo, adoptando medidas más preventivas para mantener un buen estado saludable.

El poder de la salud mental y emocional de una persona tienen un efecto directo sobre la salud física, porque somos un Todo inter-relacionado y comunicado. 

El Aura juega un enorme papel en el proceso de curación de los trastornos físicos. La energía espiritual te conecta con tu propia fuente de salud y la luz es la clave que lo hace posible.

Lo mismo que la luz del Sol nutre y mantiene la vida física, la Luz “divina o energética” alimenta la vida a través de la Energía del Universo, porque es la luz divina la que nos conecta a nuestra fuente de curación. Hemos de ser conscientes que si no fuera así, no estaríamos vivos, porque vivimos gracias a la Energía que nos facilita el Universo.

El Aura es la expresión individual de la Fuerza Vital del Universo. El lugar en el que se genera ese poder espiritual es precisamente en el Aura.

El estado de salud se manifiesta primero en el Aura
y luego en el cuerpo físico.

El Prana tambien forma parte de la sustancia espiritual, sobre todo en lo que se refiere al Aliento de vida. 

Cuando practicamos la Meditación curativa, y la fusionamos con su Luz procedente del Sol o del Universo entero, se logra aumentar el poder curativo y el Bienestar.

Al trabajar con la Energía Universal, descubrirás que la Luz y la Conciencia van de la mano, porque la luz refleja la vida y sin luz no existiría la vida. La Luz interior, nos ayuda a conducirnos hacia la Conciencia. Al conducir nuestra Conciencia al nivel de lo divino o espiritual, la salud se manifiesta y se hace patente.

La Salud forma parte de nuestro Crecimiento espiritual.

Se dice que Dios es la Luz de la vida, y esa Luz es la expresión de esa vida hecha realidad. La vida de Dios o la Iluminación, nunca puede estar enferma.

Si lo que buscas es la salud, el primer trabajo que hay que realizar es acercarse a la Energía de Dios o la Energía de la vida, porque es la fuente de la curación. En la conciencia de Dios, no existe la enfermedad. ¡Qué difícil lo tenemos los humanos para comprender este "Mensaje", porque este concepto es intangible y no se puede "Palpar" directamente con las manos o con la inteligencia.

Lo primero que hemos de hacer es identificarnos con la visión de la salud,  conservando en la mente, la imagen perfecta de la salud y, de este mismo hecho, se desprenderá la salud. No es fácil pensar en términos de salud cuando nos encontramos en medio del dolor. ¡El Amor cura!. ¿Te lo crees?. Solamente tu, tienes la respuesta.

EL CAMPO MAGNETICO DEL AURA



1.-  El Aura magnética: es un campo de energía que emana de la energía de nuestro cuerpo y es semejante al campo magnético que rodea a la Tierra. Los colores esenciales del aura son, el azul, el rosa y el amarillo. El aura puede dilatarse y contraerse, dependiendo del flujo de energía que estemos generando. El propósito del aura magnética consiste en soportar las corrientes magnéticas y eléctricas del cuerpo, el cual posee un sistema regulador interno que le ayuda a mantener la homeóstasis del cuerpo (es una propiedad de los organismos vivos, que consiste en su capacidad de mantener una condición interna estable, como es el pH de la sangre, el sistema endocrino, el sistema nervioso autónomo, .... etc). El Aura magnética ayuda a mantener todas estas influencias en equilibrio para que el cuerpo esté sano.

Cuando existe una enfermedad, se ven afectadas las vibraciones eléctricas del cuerpo, y el Aura magnética queda afectada o deteriorada.

2.-  Las capas áuricas:  Son capas de energía de vida que envuelven el cuerpo físico y que están directamente relacionadas con los siete chakras. Estos chakras son niveles de Conciencia o almacenes de energía que proporcionan la energía de la vida a los diferentes órganos y sistemas del cuerpo.

Rodeando el cuerpo hay siete de estas capas de Luz que irradian en todas las direcciones, alrededor del cuerpo. La capa primaria es la mas cercana al cuerpo y corresponde al primer chakra raíz o tierra. Cada una de las siete capas, tiene un espesor de diez centímetros y cada una de estas capas suele tener el mismo color que el chakra que representa. A medida que evoluciona el Alma o la Conciencia, estas capas se van desarrollando progresivamente. 

Cuando la persona está enferma o existe algún problema en sus chakras, estas capas van perdiendo su vitalidad y su colorido.

3.-  Las plantillas áuricas:  a estas plantillas se les llama cuerpos. Son cuatro cuerpos que rodean al cuerpo físico, a partir del más cercano hasta el más lejano y se conocen como:

Cuerpo etéreo:  encargado de llevar a cabo la tarea de sostener la estructura física en forma de átomos del cuerpo físico, y se extiende hasta unos cinco centímetros del cuerpo físico, siendo sus colores, el dorado, verde y rojo. Cuando el cuerpo etéreo está afectado, le dirigiremos luz de sus propios colores.
Cuerpo Astral:  su tarea consiste en sostener el flujo de la energía de vida hacia los átomos físicos. Su cuerpo se extiende a unos diez centímetros del cuerpo físico y sus colores fundamentales son: el blanco, el púrpura y el rosa. Este cuerpo juega un papel muy importante en nuestra salud, porque protege al cuerpo etéreo.
Cuerpo Mental: este cuerpo sostiene los niveles de pensamiento. Este cuerpo se inicia a unos treinta centímetros del cuerpo, tiene unos quince centímetros de espesor y se extiende en todas direcciones hasta adquirir una forma ovalada. Su color fundamental es el blanco, con un espesor de unos diez centímetros.
Cuerpo Causal: Es el cuerpo protector de nuestra Alma, protegiéndola mientras permanece en el cuerpo físico. Este cuerpo se inicia a unos cincuenta centímetros del cuerpo físico y tiene un espesor de unos doce centímetros, se extiende en todas direcciones y tiene tambien una forma ovalada. Su color es el blanco con una hermosa Aura exterior del mismo color. El Alma depende de este cuerpo para mantener todo su poder.

4.-  El Aura espiritual:  Esta Aura es la más fundamental para nuestra propia evolución. A esta Aura se le suele llamar “el plano del Alma”, porque muestra exactamente cómo nos sentimos mental, emocional, física, creativa y espiritualmente. Esta Aura es la que tiene el poder fundamental para todas las actividades e intercambios de la energía de la vida. A través de este Aura, podemos transmitir las mayores corrientes curativas hacia el cuerpo, para su salud y su bienestar.

La manifestación áurica:  No es necesario que se vea el aura para poder trabajar con ella. Es algo que se puede hacer con la luz curativa que se ha explicado anteriormente. Ver el Aura de las personas, animales u objetos, solamente la pueden percibir aquellas personas que tienen una fuerte "Clarividencia mística o espiritual", sintonizando con todas las frecuencias de la energía del Aura, como si fueran las frecuencias de una estación de la radio, pues el único destino de cualquier Alma es ser Clarividente. En el momento correcto y cuando su Alma esté preparada para ello, se le abrirán los dones de la Clarividencia. Pero no espere a que llegue ese día para empezar a trabajar con su Aura y con la Luz divina, porque ahora y siempre, es el momento adecuado y podrá obtener la oportunidad de trabajar con ella.

El amor en la curación¡El amor cura!. ¿Te lo crees o no te lo crees?. La verdadera curación procede del corazón. El amor nos conecta con Dios o la Energía Universal así como con el proceso creativo de la vida, porque lo entendamos o no, somos Energía pura del Universo. El amor tambien ayudará a liberarse de las dudas y del escepticismo que pueden interferir en su trabajo evolutivo y curativo.

En mi trabajo personal, para ayudar a las personas hacia la salud, siempre pido "permiso" para llevar a cabo cualquier tipo de ayuda. Nuestro corazón tiene que participar en este proceso curativo para que sea efectivo. El resultado de cualquier curación está siempre en el poder curativo de la Energía Universal. 
Nosotros realizamos el trabajo que nos corresponde y el resultado, siempre lo dejamos en manos de Dios o la Energía de la vida. ¿Difícil de comprender, verdad?. También el Amor existe y no somos capaces de comprenderlo o palparlo con la inteligencia, porque se encuentra en el plano de la Conciencia. 

A medida que se intenta comprender el origen de la enfermedad, uno se da cuenta que siempre sucede a causa de los pensamientos negativos y el desequilibrio emocional. Si estos dos procedimientos los sabes gestionar adecuadamente, el camino de la salud, el bienestar y la alegría de vivir, sin lugar a dudas, antes o después aparecerán.

Lo primero que hay que hacer es cambiar la energía que hay dentro de tu Aura para crear la salud que deseas. Para ello se necesita muchísima fuerza capaz de cambiar desde dentro, el estado de enfermedad hacia el estado de salud.

El Aura trabaja constantemente para todos nosotros, creando y manteniendo la salud, pero tu has de participar o colaborar en ello.

Todo nuestro ser está lleno de Luz y cada color del Aura tiene un verdadero significado.

UNA BUENA REFLEXIÓN

“Es más importante todo aquello que no se ve,
que todo aquello que se ve!

Gracias por formar parte del Grupo de “SALUD Y VIDA”, colaborando para Expandir la Cultura, el Conocimiento y la Experiencia, para ayudar a todas aquellas personas que Amas y consideras importantes en tu vida (familia, amigos, vecinos, compañeros, ... etc).

“Lo que DAS, de una forma u otra, es lo que RECIBES”.
Es el efecto Bumerán.


Blog de Emilio Tolosa Valverde



Contacto directo: 647 42 31 91 


Temario tratado en Audio y Vídeo, en la Emisora 

Radio Sants-Monjuic

No hay comentarios:

Publicar un comentario